Perfiles de la pobreza

Hombre de 47 años, parado y con estudios, perfil del madrileño sin
hogar

Madrid, 24 mar (EFE).- El perfil de las personas sin hogar en la Comunidad de Madrid corresponde a un hombre español de unos 47 años, soltero, con estudios de secundaria o superiores y en situación de desempleo, según un estudio de la Universidad de Alcalá (UAH) en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Los datos recogidos por la investigación, realizada sobre una muestra de 188 personas, evidencian que el 80 por ciento de las aproximadamente 2.000 personas sin hogar de la región son hombres, con una edad media de 47 años.

Además, el 70,7 por ciento son españoles, el 65 por ciento tienen estudios de secundaria o educación superior y más de 75 por ciento son solteros desempleados.

A pesar de que la mayoría de los encuestados no tiene vivienda, no viven en la calle, sino en centros de acogida y en albergues.

Al explicar las razones por las que se encuentran sin hogar, achacan su situación a circunstancias personales, mientras que los que están en riesgo de quedarse en la calle, cada vez lo atribuyen más a la situación general del empleo.

Con unos ingresos mensuales de 200 euros de media, el doce por ciento de los “sintecho” madrileños tiene estudios universitarios, seis de cada diez tienen teléfono móvil, el 34 por ciento disponen de dirección de correo electrónico y casi uno de cada cinco son activos en las redes sociales.

En cuanto al consumo de alcohol, el 29 por ciento de los encuestados admite beber al menos cuatro días a la semana, con un consumo diario de 5,7 vasos de media.

En este sentido, la mitad han tenido problemas relacionados con el alcohol en algún momento de su vida.

Los conflictos familiares han rodeado a la mayoría de personas sin hogar y, de hecho, el 24 por ciento han tenido padres con problemas de alcohol o drogas y en el 18 por ciento de los casos, uno de los progenitores abandonó el domicilio familiar.

Del mismo modo, el 22 por ciento de los encuestados sufrió violencia familiar y tres de cada diez fueron criados por personas distintas a sus padres.

Uno de cada tres participantes en el estudio había intentado suicidarse en alguna ocasión -en el 62 por ciento de los casos- mientras se encontraban sin hogar.

A pesar de ello, en torno a la mitad de los 188 entrevistados manifestaron ser “felices” en cierta medida y casi el 65 por ciento es optimista sobre sus expectativas de futuro.